La Policlínica Galileo acaba de abrir sus puertas en el Centro Empresarial Galileo de la ciudad de Teruel para ofrecer a los turolenses un centro médico con diferentes especialidades que se complementan para mejorar la accesibilidad de los pacientes a diferentes servicios médicos que pueden recibir de esta forma un atención integral.

Desde la gerencia de esta clínica se explicó que la idea es disponer de un lugar que “pueda crecer modularmente e ir ampliando especialidades”. Además, algunas de estas disciplinas hasta ahora no estaban presentes en la medicina privada en Teruel, lo que va a permitir que los usuarios de este sistema no tengan que viajar a otras localidades para ser atendidos por estos profesionales sanitarios.

El centro, que funciona bajo la dirección médica del doctor Carlos Martín, cuenta con las especialidades de Ginecología y Obstetricia, Traumatología, Cardiología, Radiología, Medicina Interna, Fisioterapia y, próximamente, está previsto que se incorporen también Geriatría y Análisis Clínicos.
Asimismo, la Policlínica Galileo dispone de una completa oferta de diagnóstico por imagen (la que había en la Centro de Diagnóstico por Imagen Fuenfresca y que ahora se ha trasladado a este nuevo espacio).

En este centro se pueden realizar entre otras pruebas ecografías, mamografías, radiologías o densitometrías con equipamiento de última generación. La tecnología de la Policlínica Galileo se completa con una destacada apuesta. Está previsto que se ponga en funcionamiento el próximo enero una resonancia nuclear magnética de alto campo, la única que por el momento habrá en un centro privado y que aspira también a ser un complemento para la del hospital Obispo Polanco, ya que desde la gerencia del centro se confía en poder a llegar a algún convenio con el Servicio Aragonés de Salud.

Este espacio quiere convertirse en un referente para la salud de los turolenses y continuar creciendo con nuevos profesionales de diferentes ámbitos.