Esta semana se ha iniciado la fase final de instalación de una resonancia nuclear magnética en la Policlínica Galileo de Teruel. El aparato, una Siemens Symphony de Alto Campo de 1.5 Teslas, de última generación, tiene una resolución cinco veces superior a la resonancia del servicio Público de Salud que está emplazada en el Hospital Obispo Polanco y viene a resolver una carencia que afectaba a Teruel como única capital aragonesa que no disponía de este sistema diagnóstico para pacientes privados y de compañías libre aseguradoras.

Su operatividad será completa a principios del mes de febrero y permitirá realizar pruebas diagnósticas en la práctica totalidad de las especialidades médicas y quirúrgicas.

Posibilitará así el acceso d a uno de los más modernos métodos de diagnóstico.